Si usted conduce un auto, es más que probable que haya experimentado lo que es tener la batería del auto muerta en un momento u otro. Es uno de esos inconvenientes inesperados que pueden hacer que el inicio de un día de trabajo o un viaje al centro comercial sea más accidentado de lo que tenías planeado. Claro, usted puede llamar al Auto Club, pero esto puede tomar de 45 minutos a una hora o más en las mañanas hasta que ellos se presenten y, si está en un apuro, la larga espera sólo elevará su nivel de estrés. Pero mire el lado bueno – por lo menos esto no afectará las tarifas de su seguro de auto.

La forma más rápida de arreglar la situación y lograr seguir en su ruta es recibir un impulso de recarga a la batería de parte de un buen samaritano dispuesto a darle una mano. Con suerte, usted es una de esas personas que siempre lleva un par de cables de arranque en su auto para ocasiones como esta. Si este no es el caso, va a tener que ser más selectivos y encontrar a alguien que además lleve un par de cables consigo.

Recargar la batería de un auto suena bastante simple, pero lo que usted no sabe es que podría llegar a hacerle daño. Los “Sabelotodos” que nunca han hecho algo parecido le dirán que es tan fácil como comerse un pastel, justo antes de que dañen los dos autos, o a ellos mismos. Si usted está tratando con una persona así… de un paso atrás. Confíe en mí.

Antes de comenzar, abra el capó de su auto y localice la batería. Tenga en cuenta que las baterías no siempre van a estar en el mismo lugar. Los vehículos pueden tener la batería en el lado izquierdo del compartimiento del motor, mientras que otros pueden estar a la derecha. En algunos casos, la batería podría encontrarse detrás de la cabina, o incluso en el maletero. Trate de encontrar un automóvil o camioneta compatible con el suyo para que la conexión de recarga no se convierta en una odisea acrobática aumentando los riesgos.

Hay varios pasos para un arranque seguro y exitoso. Si usted es un principiante, pero sigue los pasos cuidadosamente, reducirá en gran medida las posibilidades de que algo salga mal. “Sabelotodos”, quizá deban prestar atención a todo esto.

  1. Lleve el auto con la batería en buen estado tan cerca del auto con la batería muerta pero sin tocarse.
  2. Apague el encendido. Asegúrese de que su motor esté apagado así incluso con una batería muerta.
  3. Abra el capó en ambos autos. Asegúrese de que ambas baterías tienen la “misma” tensión – 12 voltios.
  4. Asegúrese de que los faros, limpiaparabrisas, radios y todos los accesorios en los dos autos estén apagados. Pueden hacer una fuga del poder y puede evitar que tenga el amperaje necesario para conseguir que su vehículo se ponga en marcha o peor aún, podría sufrir daños por subidas repentinas de potencia.
  5. Desenrolle los cables de puente. Conecte una abrazadera roja “primero” al polo positivo (+) de la batería descargada. A continuación, conecte el otro extremo con la pinza roja al polo positivo (+) de la batería en buen estado. Advertencia: En cuanto usted conecte las pinzas, no debe cruzar los cables, mientras que están unidos a los dos polos de la batería del auto. La carga y descarga genera una emisión de gas de hidrógeno que puede ser altamente inflamable bajo ciertas condiciones. Las chispas resultantes podrían causar que la batería explote.
  6. Conecte una pinza negra al polo negativo (-) de la batería en buen estado.
  7. Esto es importante. Conecte la pinza negra restante (para el auto con la batería muerta) a una pieza sólida sin pintura, de metal conectado a tierra en el automóvil muerto. No conecte esta abrazadera al polo negativo de la batería descargada. Esto sólo debe hacerse como último recurso.
  8. Compruebe de manera repetida las conexiones una y otra vez para asegurarse de que todas las cuatro abrazaderas están fijadas a los postes de la derecha antes de continuar.
  9. Mantener los dos autos en “Parqueo” y con el freno de mano activo. Arranque el auto con la batería buena y bríndele aproximadamente cinco minutos de tiempo de inactividad antes de encender el otro vehículo para que pueda cargar su propia batería, así como la batería muerta. Asegúrese que todos los cables estén alejados de cualquiera de las partes móviles de los motores.
  10. Tan pronto como usted le ha dado suficiente tiempo, trate de arrancar el vehículo. Si no se inicia de inmediato, sólo tiene que esperar otros cinco minutos para darle más carga y volver a intentarlo. Repita la rutina hasta que arranque su automóvil.
  11. Una vez que el auto está en marcha, retire los cables de arranque de las baterías en el orden inverso del que se han colocado. Más específicamente, retire la abrazadera del contacto a tierra del auto con la batería anteriormente muerta… negro y rojo de la batería en buen estado… y, finalmente, el rojo de la batería antes muerta. Una vez más, tenga cuidado de no cruzar los cables de manera que no cause una chispa o daño a cualquiera de las baterías de los vehículos.
  12. Mantenga el motor del auto recientemente deshabilitado corriendo un poco ligeramente lento durante al menos veinte minutos para cargar la batería. Luego, podrá incorporarse a su propia ruta.

Revise que el alternador de su auto esté funcionando correctamente, conseguir la recarga le dará a usted y a su vehículo la posibilidad de llegar al centro o taller de mecánico más próximo para un adecuado remplazo. No lo posponga o va a estar repitiendo el mismo escenario una y otra vez.

Lo mismo puede decirse acerca de su seguro de automóvil. No dejes pasar la oportunidad de comprobar si usted está recibiendo la mejor tasa posible. ¿Por qué no obtener una cotización de seguro de auto gratis hoy mismo?

¿Alguna vez ha tenido que poner en marcha su vehículo? Siéntase libre para compartir sus opiniones en la sección de comentarios a continuación.

Resumen
Nombre del Artículo
¿Sin Batería? 12 pasos fáciles para una recarga segura
Descripción
Recargar una batería de auto suena bastante simple, pero lo que usted no sabe es que podría lastimarse en el intento.